Secretaría de Medio Ambiente

Antecedentes

El Estado de México representa el 1.1 % de la superficie total del país, con una extensión territorial de 22,487.67 kilómetros cuadrados, de los cuales 10,878 corresponden a superficie forestal y equivale al 48 % del territorio estatal constituido en su mayoría por bosques cuyas especies más comunes son: pino, oyamel y encino.

Estos recursos forestales han sufrido una explotación irracional con el deterioro ambiental correspondiente y las principales causas son la tala inmoderada y clandestina, el consumo excesivo de leña y carbón, la ampliación de actividades agrícolas y ganaderas, la construcción de vías de ferrocarril, quema de recursos forestales derivada de conflictos entre diferentes grupos poblacionales, pastoreo excesivo, apertura de carreteras y caminos así como un acelerado crecimiento demográfico, entre otras.

En este contexto y con el fin de restablecer los recursos naturales perdidos, a finales de 1969 se levantó la veda forestal y se formalizó a partir de entonces, la intervención del Estado mediante el decreto del 31 de diciembre de 1969 publicado en la Gaceta del Gobierno el 3 de enero de 1970, para crear el Organismo Público Descentralizado denominado Protectora e Industrializadora de Bosques, identificado con las siglas PROTINBOS.

Con PROTINBOS se procuró solucionar la problemática que se presentaba en los bosques de la entidad, de tal forma que las acciones encomendadas al organismo se orientaron tanto a la protección y aprovechamiento racional de los recursos forestales como a mejorar el nivel de vida de la población que habitaba en estás zonas.

Con estas acciones, en 1977 se registró un volumen considerable de producción forestal, para 1979 la producción se incrementó en 11.6 % respecto al año anterior; cabe mencionar que este aumento continuó registrándose en los años subsecuentes y para 1984 las acciones de PROTINBOS se resumieron en los aspectos de conservación, recuperación e incremento de la riqueza forestal, industrializaciones diversas y comercialización de los productos forestales.

La administración 1981-1987 puso en marcha los programas Recuperación Forestal y Cultivo y Aprovechamiento del Bosque, a efecto de fomentar el cuidado y protección de los recursos forestales del Estado de México.

En febrero de 1990, PROTINBOS se desincorporó con el fin de crear un organismo cuya prioridad fuera la protección y el cuidado de los bosques; el 13 de junio de 1990, mediante el Decreto 124 se creó el Organismo Público Descentralizado denominado Protectora de Bosques del Estado de México (PROBOSQUE) orientado a la protección, conservación, reforestación, fomento y vigilancia de los recursos forestales del Estado de México.

A diferencia de PROTINBOS que se constituyó como una empresa de industrialización de !os recursos del bosque, las actividades de PROBOSQUE se orientaron a la conservación y fomento de los recursos forestales, frenar la explotación irracional, la tala inmoderada y clandestina y, prevenir y combatir los incendios forestales así como las plagas y enfermedades que afectan a los bosques.

El 24 de diciembre de 1991 se creó la Secretaría de Ecología, esta dependencia tenía entre sus funciones atender los asuntos relativos a formular, ejecutar y evaluar el Programa Estatal de Protección al Ambiente y se consideró que !as atribuciones de la Protectora de Bosques del Estado de México eran de su competencia, así el 30 de marzo de 1992, PROBOSQUE se sectorizó a esta dependencia.

Posteriormente se consideró que como las funciones de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario eran las de promover y regular el desarrollo agrícola, ganadero, pesquero. hidráulico y forestal y PROBOSOUE tenía entre sus atribuciones controlar los aprovechamientos forestales para abastecer a los núcleos agrarios y utilizar racionalmente los recursos forestales, se determinó que a partir del 13 de enero de 1995, el organismo quedaría sectorizado a esta dependencia del gobierno estatal.

Derivado de la necesidad de contar con un fundamento legal único en el que se incluyeran los principios generales y los ordenamientos para regular la actividad administrativa en cada materia, el 13 de diciembre de 2001 se aprobó el Código Administrativo del Estado de México, en el cual se incluyó a la Protectora de Bosques del Estado de México (PROBOSQUE) que conservó su naturaleza jurídica, su objetivo y sus atribuciones.

El 2 de diciembre de 2003, mediante Acuerdo del Ejecutivo del Estado y publicado en la Gaceta del Gobierno, la Protectora de Bosques del Estado de México, nuevamente se adscribió sectorialmente a la entonces Secretaría de Ecología, con el fin de que sus actividades se integraran a las acciones de planeación para el desarrollo sustentable del Estado de México y contribuir a obtener la máxima eficiencia en el resultado de sus funciones.

No obstante, mediante Acuerdo del Ejecutivo del Estado publicado en la Gaceta del Gobierno el 24 de marzo de 2006, la Protectora de Bosques del Estado de México nuevamente se sectoriza a la Secretaría de Desarrollo Agropecuario para que las funciones encomendadas se ejecutaran desde la perspectiva ambiental con énfasis en las acciones vinculadas con los aprovechamientos forestales, la generación de empleos en el medio rural, la reforestación para la captación de agua y conservación del suelo, la inspección forestal y la investigación para el desarrollo de los recursos forestales.

El 3 de mayo de 2006 se publicó en la Gaceta del Gobierno el Código para la Biodiversidad del Estado de México, con la intención de agrupar sistemáticamente todas las disposiciones jurídicas en materia ambiental de la entidad y dar unidad a los principios, instituciones y órganos en materia ambiental. En este ordenamiento se integró a la Protectora de Bosques del Estado de México, la cual congenió su naturaleza jurídica, su objeto y sus atribuciones.

Finalmente, mediante Acuerdo del Ejecutivo del Estado publicado en la Gaceta del Gobierno el 15 de noviembre de 2011, la Protectora de Bosques del Estado de México se sectorizó a la Secretaría del Medio Ambiente, con el fin de agrupar el tema forestal al sector del medio ambiente y de esta forma generar acciones integrales para la protección ambiental.